12 feb. 2009

Ossa monocasco 250cc de Santi Herrero





Santiago Herrero fue el protagonista de una apasionante historia que hace 30 años hizo vibrar a todos los aficionados al mundo de la motocicleta.
Herrero, volaba, más que corría, hacia el título mundial de la categoría de 250 c.c. sobre una motocicleta española. Su talento como piloto admiraba a propios y extraños, luchó contra los poderosos equipos oficiales de la época que por aquel entonces invertían grandes sumas de dinero para frenar lo que parecía imparable carrera de OSSA hacia el título mundial.
Santiago y aquella formidable máquina de un sólo cilindro, eran sobre la pista de cualquier gran premio los vencedores morales, la inferioridad de potencia la suplía con corazón y bravura.
Sólo la tragedia pudo truncar lo que parecía inevitable, el 8 de mayo de 1.970, durante la celebración del mítico Tourist Trophy de la Isla de Man, Santiago Herrero cae siendo atropellado por otro piloto que venía detrás, dos días después fallecía en el hospital de Douglas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

santiago herrero es la persona kon mas valentia y coraje que he visto en mis dias intentando conseguir un titulo por medios escasos
viva santiago!!!!!

Anónimo dijo...

Santiago fue un grandísimo piloto. El comentario no es muy exacto, sin embargo. Da a entender que falleció en su primer asalto al mundial, cuando lo cierto es que en la temporada 1969 quedó segundo tras caerse cuando iba líder en la última carrera, y que habiendo cambiado el reglamento en la temporada 1970 lo tenía más fácil -menos difícil- para conseguir el título. Falleció yendo de nuevo líder del mundial, sufriendo el accidente el 8 de junio, no de mayo, de 1970. Gracias por recordar a un héroe del que ahora se acuerda ya poca gente.

pacheco dijo...

es una pena que la isla de man dejara de formar parte del Campeonato Mundial de motociclismo, es una de mis preferidas y me estoy preparando la ruta para el 2012 y de alli a Nordkapp, espero tener pasta para ese entonces...